Come lo que amas, ama lo que comes

La inconsciencia en la alimentación es un arma de doble filo, un círculo vicioso que se realimenta constantemente. Por un lado, el vagar mentalmente por el pasado o el futuro mientras comemos nos aparta del momento presente, aquel en el que estamos comiendo, por lo que entramos en una suerte de piloto automático en el que, ni disfrutamos de la comida, ni somos apenas conscientes de qué o cuanto comemos. La consecuencia más habitual de este deglutir apresurado e inatento es el sobrepeso. Mientras habitamos ese espacio de inconsciencia, con frecuencia ingerimos alimentos por razones bien diferentes a la principal, que no es otra que nutrir nuestro cuerpo, mente y espíritu. Al contrario, el acto de comer acaba transformándose en una distracción más, un  anestésico que nos ayuda a acallar esos estados emocionales incómodos o dolorosos de los que nos hemos habituado a huir a toda costa.

En sentido contrario, cuando nos alimentamos de manera consciente, podemos experimentar momentos de gran presencia. Texturas, colores, aromas y sabores son una llamada al aquí y ahora que nos ayuda a calmar la mente de mono y entrar en conexión entre cuerpo, mente y espíritu como ninguna otras práctica del mindfulness en la vida cotidiana puede facilitar.

Iniciarse en la práctica de la alimentación consciente es sencillo, pero no fácil. Años de hábitos nocivos e inconscientes no se cambian de la noche a la mañana, mucho menos sin un catalizador que los impulse. Adentrarse en esta práctica de forma grupal nos ayuda a intercambiar experiencias, dificultades y momentos de descubrimiento, de toma de conciencia. En este sentido, participar en un programa grupal tiene notables ventajas sobre la iniciación individual y solitaria en la práctica.

La primavera es el momento ideal para iniciarse en la práctica del mindful eating. Un momento de cambio, de apertura a la naturaleza y, porqué no, una preparación para el verano, cuando la armonía cuerpo-mente-emoción es más importante.

Desde Mindfulness Consulting facilitamos el programa “Am I Hungry?”, de la Dra. Norteamericana Michelle May, cofundadora del Center for Mindful Eating. Se trata de un programa que aborda de manera integral todos los aspectos que conducen a la presencia plena a través de la comida de una forma sencilla, gradual y estructurada. Lo puede seguir cualquier persona, practique o no mindfulness con regularidad. De hecho, es una magnifica puerta de entrada para la integración de la atención plena en otros aspectos de la vida.

En próximas fechas vamos a facilitar varios programas en Español e Inglés. Ofreceremos un programa online grupal que puede ser seguido con facilidad desde cualquier lugar del mundo y que ofrece los mismos resultados que los programas presenciales. En cuanto a éstos, ofreceremos dos programas simultáneos en la Costa del Sol. En Español en Málaga Capital, y tanto en Español como en Inglés en Marbella.

Para inscribirse a los programas, se pueden seguir los siguientes enlaces:

Programa Online de 8 semanas en Español, del 20 de abril al 6 de junio de 2017:

Curso Online “Am I Hungry?

Programa Presencial en Málaga en Español, del 20 de abril de junio al 8 de junio de 2017.

Curso presencial en Málaga